Guía Dragon Quest XI

Dragon Quest XI

Dragon Quest XI es un juego que Square Enix lanzaba entre 2017 y 2018 en diversas plataformas, como PS4, Nintendo Switch o PC. Este juego se ha convertido en un éxito en ventas en el mercado, justo coincidiendo con el aniversario de esta serie de juegos. Probablemente haya muchos de vosotros que ya juegan a este título o que vayan a hacerlo pronto.

Por eso, si tienes pensado jugar a Dragon Quest XI: Echoes of an Elusive Age, os dejamos con una guía sobre el juego a continuación. Así, podréis saber más sobre el juego, moveros de la mejor manera cuando empecéis a jugar y poder dominar ciertos trucos de interés en el mismo.

Historia de Dragon Quest XI

Dragon Quest XI personajes

El juego se desarrolla en el mundo de Erdrea, y comienza cuando el reino de Dundrasil es invadido y destruido por un ejército de monstruos. El protagonista sobrevive y es encontrado flotando río abajo por un anciano llamado Chalky en el pueblo de Cobblestone. La hija de Chalky, Amber, adopta al protagonista y se cría en el pueblo. Después de la ceremonia de mayoría de edad Amber le revela la verdad sobre su nacimiento y adopción, y lo envía a conocer al Rey Carnelian de Heliodor. Sin embargo, el rey lo arroja a las mazmorras. En la cárcel, se encuentra con un ladrón llamado Erik y consiguen escapar. A lo largo de su aventura se irán sumando nuevos personajes que les ayudarán, además de enfrentarse a misiones y haber combates, hasta llegar a los jefes finales.

La historia de Dragon Quest XI es posiblemente la más elaborada de la gama hasta el momento. Una trama interesante, pero que mantiene además el humor de la saga y hace que sea entretenido en todo momento, no es demasiado pesado, sino que va alternando momentos más serios con toques de humor. Es un juego al que se puede jugar durante horas, ya que sabe mantener a todos interesados y enganchados.

A la hora de jugar tampoco hay cambios, Dragon Quest XI, como juegos anteriores de la saga, es una aventura de rol clásica, donde vamos a recorrer un mundo enorme (es realmente amplio), con combates por turnos, niveles a los que ir subiendo y podremos ir obteniendo armas que nos ayudarán a vencer en dichos combates y llegar a los jefes finales, que suponen un gran reto a la hora de vencer.

Combates: cómo ganar

Combate Dragon Quest XI

Los combates en Dragon Quest XI han introducido una serie de cambios respecto a anteriores entregas de la saga. Si bien sigue siendo posible seleccionar entre un ataque, una acción, una magia, defender o usar un objeto en nuestro turno, hay cambios en la forma en la que se suceden dichos turnos, por ejemplo. Ya que solo vamos a tener que escoger una acción cuando sea uno de nuestros héroes quien tenga que actuar en el mismo. Nos permitirá adaptarnos mejor a dichos combates.

Además, se introduce la posibilidad de cambiar la formación durante el combate. Esto da muchas posibilidades, ya que podemos crear estrategias a la hora de tener uno, para poder saber cómo actuar si estamos perdiendo o si el combate es más complicado de lo pensado. Si hay un personaje que está teniendo problemas, podemos cambiarlo y hacer que sea uno de los otros héroes que tenemos quien combata, para poder ganar. Las opciones son muchas, permitiendo así que nos adaptemos mejor a cada tipo de combate. Es una de las grandes ventajas en esta entrega del juego.

La otra gran novedad que nos dejan en los combates en Dragon Quest XI es el Modo Concentración. Aleatoriamente, nuestros héroes pueden concentrarse a la hora de comenzar su turno, permitiendo que vayan a ganar una serie de potenciadores pasivos o desarrollar la capacidad de desatar ciertas técnicas. Este modo puede ser de gran ayuda en muchos combates, haciendo que vayamos a poder derrotar a nuestros enemigos, por lo que es algo que se deberá aprovechar siempre que se presente la ocasión en el juego.

Estos cambios hacen que la estrategia cobre una especial relevancia en los combates de Dragon Quest XI. Es bueno tener una preparada, para saber qué hacer cuándo estemos perdiendo o cuándo sea complicado un combate, ya que saber hacer cambios en el momento adecuado, o leer bien el combate, puede ser lo que haga que vayamos a ganar uno. En los primeros combates seguramente no tengas aún una, esto es algo que se irá descubriendo a medida vayas jugando y participando en combates. No tengas miedo a experimentar un poco en esos combates, para saber qué funciona bien y qué te puede ayudar, para que cuando los momentos complejos lleguen, lo tengas todo más afinado.

Controla tu equipo con eficacia

Combates Dragon Quest XI

Esto es algo muy relacionado con el anterior apartado sobre los combates en Dragon Quest XI. A medida vayamos avanzando en el juego iremos formando un equipo, que es el que va a tomar parte en dichos combates. Normalmente, se puede dejar que sea la máquina la que tome las decisiones por nosotros durante los combates. Esto es cómodo en los combates con enemigos sencillos, aquellos que sea fácil derrotar. Además de permitir que dicho combate sea algo más rápido, que hay veces en las que nos interesará.

En el momento de enfrentarse a un enemigo más potente, es importante que seamos nosotros los que controlemos dicho equipo. Ya que podemos poner en práctica nuestra estrategia, además de poder usar más técnicas o acciones durante dicho combate. Puede ser justamente la diferencia en ese combate, que haga que vayamos a ganar. Así que debemos controlarlo en los combates clave.

Por otro lado, tener un buen equipo es esencial para poder ganar combates en Dragon Quest XI. Un error muy común que muchos usuarios cometen es tener héroes destinados exclusivamente al ataque. Tener más miembros para atacar no hace que tu equipo sea mejor. Lo mejor es tener un equipo variado y equilibrado, lo que quiere decir que haya algunos para ataque, otros para defensa y otros para sanación. Este equilibrio es lo que hace que podamos ganar muchos combates. Así que no os centréis únicamente en ataque y cuidad todos los aspectos a la hora de crear el equipo.

Explora el mundo de Dragon Quest XI

Como otros juegos del género, el mundo que nos encontramos en Dragon Quest XI es enorme. El mapa de juego es grande, habiendo una gran cantidad de sitios para explorar a lo largo de nuestra aventura. Esto puede hacer que para algunos resulte pesado, pero explorar es una parte de importancia en el juego, que no debemos dejar de lado ni pensar que no tiene valor alguno para nosotros. Este es un error que muchos cometen.

Explorar el mundo nos permite librar combates con los que subir de nivel y ganar experiencia, esencial para los momentos más complejos hacia el final del juego. Además, podremos ir creando un equipo completo y variado, para ser mejores que cualquiera de los enemigos a los que nos enfrentemos en el mismo.

También podremos ir ganando objetos y armas, que son otro aspecto de importancia o recogiendo materiales con los que construir nuestros propios equipos. Además de ir conociendo mejor la historia del juego y del personaje protagonista. Así que valora el mundo que hay en el juego y explora, no dejes de explorarlo en ningún momento. Te va a proporcionar las armas necesarias para poder superar cualquier obstáculo que te encuentres.

El banco

Dragon Quest XI banco

Cada ciudad que visitamos en Dragon Quest XI tiene un banco, del que debemos hacer uso. Muchos jugadores se olvidan por completo de la existencia de dicho banco, un error que pueden pagar caro. Ya que al morir en una aventura, se pierde el 50% del oro que se tenga en ese momento. Una pérdida inútil y que se puede evitar de una forma realmente simple. Si hemos acumulado mucho oro nos echaremos las manos en la cabeza.

Por eso, al llegar a una ciudad en el juego, acudimos al banco en la misma, donde vamos a depositar ese oro. Esto nos permite que el oro esté a buen resguardo, que nada se vaya a perder si la aventura sale mal. Sobre todo si acabas de ganar mucho oro o has acumulado ya una buena cantidad, perderlo es una verdadera pena, así que es mejor evitar que esto vaya a pasar a toda costa. Sin duda es una buena protección a usar en el juego.

Usa el oro con cabeza

Hay tiendas, bastantes además, en Dragon Quest XI, cada vez que llegamos a una ciudad nueva en el juego. Esto puede resultar una tentación para muchos, que van a gastar parte de su oro en dichas tiendas. Hay ocasiones en las que es algo necesario, que podemos comprar algo que nos vaya a ser de ayuda en algunos momentos de nuestra aventura. Comprar en las tiendas no es algo negativo, no necesariamente, pero hay que usar dicho oro con cabeza. Se pueden cometer grandes fallos.

Muchas veces, las armas que podemos comprar en las tiendas de una ciudad se pueden comprar fuera de las mismas, o incluso es posible que las vayamos a crear nosotros mismos. Ya que los materiales que vamos acumulando en el juego dan dicha posibilidad en todo momento. Así que nos permite ahorrar oro sin tener que hacer nada especial para ello.

Por eso, solo hay que comprar en las tiendas que hay en Dragon Quest XI si realmente es algo necesario o si se trata de un equipo que nos va a aportar realmente una mejora, que va a marcar una diferencia en los combates, por ejemplo. Hay que pensarlo dos veces antes de comprar algo con dicho oro. Ser responsables y tener una estrategia también a la hora de gastar nos permitirá ahorrar oro, que es posible necesitemos en otros momentos en el juego.

Materiales

Dragon Quest XI crear arma

En Dragon Quest XI hay muchos materiales disponibles, que podremos ir recogiendo y acumulando. Ir acumulando materiales es una parte muy interesante y también importante. Gracias a los materiales que nos vayamos encontrando será posible construir cualquier tipo de equipo en el juego. Incluso los equipos más raros que haya se van a poder construir con estos materiales, así que nos dan muchas posibilidades en este sentido.

Además, como ya hemos mencionado antes, el construir equipos usando estos materiales tiene otra ventaja. Ya que no vamos a gastar oro en tener que comprarlos en las tiendas, lo que supone un ahorro que puede ser muy importante. No gastar oro en algo innecesario, sino que lo podemos reservar para usar en otros momentos en los que sea necesario de verdad. Ir acumulando materiales, para así construir dichos equipos es otra parte del juego, que no hay que desatender.

Revivir vs curar

Cuando lleguemos a los momentos más complejos en Dragon Quest XI, nos vamos a enfrentar a decisiones complejas. A la hora de preparar combates con enemigos de mayor nivel, hay ciertos aspectos que se tienen que considerar. Uno de los más importantes es el de curar y revivir, para saber cuál de los dos podemos o debemos usar en cada caso.

Si la situación es complicada, un aspecto importante es que el equipo esté a su máximo nivel de vida. Si entramos en un combate y uno de los integrantes tiene un nivel bajo, es algo que nos pone en una posición complicada. Ya que es fácil que vaya a ser eliminado por parte del rival, dejando nuestro equipo en desventaja. Además, revivir a este personaje va a ser muy caro, y hay muchas ocasiones en las que realmente no merece la pena, sobre todo si es un combate que se nos ha puesto ya muy cuesta arriba o si no tenemos los recursos suficientes.

Revivir a uno de los integrantes del equipo cuesta mucho más que una simple poción de curación. Por eso, con cierta frecuencia tenemos que comprobar el nivel de vida de todos los integrantes de nuestro equipo, para asegurarnos de que están todos al máximo, sobre todo antes de un combate. Esto nos permitirá ahorrar también, ya que no podemos estar reviviendo de manera constante a los personajes que tenemos en Dragon Quest XI.

Mide tu avance en Dragon Quest XI

Dragon Quest XI combate avance

El ir participando en combates en Dragon Quest XI es una buena forma de medir nuestro nivel y avance. Podemos ver si estamos preparados para derrotar a enemigos y así saber si estamos avanzando de manera correcta. Esto es bueno, pero es también algo que puede alertarnos de problemas que debemos arreglar lo antes posible.

¿Qué quiere decir esto? Si empezamos a enfrentarnos a enemigos y notamos que tenemos bastantes problemas para vencer dichos combates, suele ser un indicativo de que no estamos en el nivel que deberíamos estar. Ya sea el equipo que hemos formado o el nivel de los mismos no está aún a la altura de ese momento o enemigos. Podría traernos problemas a largo plazo.

Si esto nos pasa, lo mejor es buscar enemigos más simples, ganar algo más de experiencia y permitir que el equipo vaya a subir de esta manera un par de niveles, que será lo necesario para poder avanzar entonces sin sufrir tanto. Tener prisa a la hora de avanzar en Dragon Quest XI no es algo bueno, ya que provocará que cometamos este tipo de errores. Tómate las cosas con calma y así avanzarás de mejor manera, sin sufrir demasiado en los combates.

Casino

Vamos a pasar bastantes horas en el casino que hay en Dragon Quest XI. Este sitio es un buen lugar para poder invertir el oro que hemos ido acumulando y ahorrando gracias a los muchos trucos comentados. Dentro de este casino nos encontramos con una serie de minjuegos de lo más variados (ruletas, tragaperras….).

Participar en estos juegos puede resultar bastante interesante, ya que hay recompensas de interés. Gracias a dichas recompensas podemos mejorar mucho nuestro equipo y nos pueden ayudar a avanzar en el futuro. Pasar un tiempo en dicho casino del juego no es tan alocado, por tanto, ya que nos puede traer beneficios.

No te olvides de guardar

Dragon Quest XI guardar partida

Esto es algo que hay que recordar en muchas situaciones, como cuando estamos editando un documento. También a la hora de jugar en Dragon Quest XI no tenemos que olvidar que hay que guardar cada cierto tiempo, o salvar. Lo mejor en estos casos es desarrollar una rutina a la hora de guardar, cada uno puede decidir el tiempo que es mejor en su caso, para que no se vaya a lamentar posteriormente por no haber guardado.

Por ejemplo, guardar cada 30 o 40 minutos es algo que nos ayuda ya mucho. Pero también antes de participar en un combate que creamos va a ser complejo o si tenemos la sensación de que llegamos a un momento en el que vamos a tener problemas, guardar la partida nos puede dar bastante seguridad y tranquilidad. Crear una rutina y acostumbrarnos a guardar con regularidad será un aspecto de importancia y que nos evitará echarnos las manos a la cabeza en el futuro.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.