Cómo cambiar IP

 

Direccion IP: Cambiar IP

¿Cómo cambiar la IP? La dirección IP de tu ordenador actúa como una matrícula o identificación a la hora de conectarte a la red, en el caso de la IP pública. Al conectarse a la red dicho equipo, se muestra esta dirección, permitiendo que se sepa que es este equipo en concreto el que se ha conectado a la red en este momento. Cada usuario tiene una diferente además.

Para poder navegar en Internet se necesita tener una dirección IP pública, este es un requisito indispensable para ello. Por defecto, este tipo de dirección suele ser dinámica, y viene provista por tu proveedor de Internet (tu operador). Esto supone que se puede cambiar y para ello hay una serie de métodos.

Si deseas cambiar tu dirección IP pública, hay una serie de maneras para poder hacerlo, muy sencillas, que te van a servir para poder tener una diferente. Esto es posible porque en la absoluta mayoría de los casos, la dirección que tienes es una dinámica. Las fijas son poco habituales y normalmente hay que pagar dinero a un operador para tener una fija.

A continuación tienes todos los métodos que te pueden ayudar a cambiar la IP.

Apaga y enciende el router

Router apagar o encender

Es el método más simple, pero uno de los más efectivos a la hora de cambiar la dirección IP en el ordenador. Simplemente tendremos que reiniciar el router que usamos para tener acceso a Internet. Apaga el router y mantenlo apagado durante unos cuantos segundos, unos diez segundos y luego ya procede a encenderlo de nuevo. Espera a que se haya encendido de nuevo y el ordenador tenga acceso de nuevo a Internet.

 

Normalmente al hacer esto, cuando nos conectemos a Internet desde el ordenador podremos ver que dicha dirección IP ya es diferente. Sin apenas esfuerzo y de una forma bastante rápida ya hemos cambiado esta dirección en el ordenador.

Usar una VPN

VPN logo cambiar IP

 

Usar una VPN a la hora de conectarnos a Internet nos permitirá navegar de una forma segura y privada, además de poder saltarnos todo tipo de bloqueos, ya que podemos acceder a contenidos que en otros casos no son accesibles en nuestro país. El uso de una VPN es además otra de forma de cambiar la dirección IP Pública del ordenador, ya que al usar este tipo de conexión se cambia dicha dirección, no se usa la nuestra, se nos identifica con otra diferente.

Para ello solo tendremos que usar alguna VPN, hay muchas disponibles en la actualidad. Además, hay navegadores como Opera que cuentan con su propia VPN integrada de forma nativa, para navegar de forma privada y segura sin complicaciones. Por lo que este método nos da dos ventajas y cumple con varias funciones, además de cambiar dicha dirección IP Pública, que es lo que se desea en esta ocasión.

A la hora de elegir una VPN es importante que sea segura y fiable, pero también comprobar si es de pago o no. Muchas de ellas son de pago, que puede que para algunos usuarios no sea un aspecto de importancia, pero para aquellos que no quieran pagar dinero, comprobad que la que os gusta es gratis o usad una VPN como la del navegador Opera, que viene integrada, que es gratis en todos los casos.

Proxy

El Proxy es una opción que tiene un gran parecido al VPN y nos va a dar la posibilidad de cambiar la dirección IP pública. Este tipo de servicio hace que la dirección que se muestra a la hora de conectarnos a Internet sea diferente a la que nuestro ordenador tiene realmente. La idea es por tanto que sea algo más discreto y seguro cuando nos conectemos, como ocurre cuando usamos una VPN.

Lo que hay que hacer por tanto es buscar algún servicio de proxy, hay muchos disponibles, que se ajuste a lo que necesitamos en cada caso particular, pero que va a permitir que nos conectemos a la red de manera segura, mostrando una dirección IP diferente a la que usamos realmente en el ordenador. La mayoría de los servidores proxy que podemos encontrar son gratis, aunque los hay de pago también. Si quieres pagar o no es algo personal, por lo que busca el que se ajusta mejor a lo que buscas.

Contactar con el operador

Direccion IP

 

La última opción a la que podemos recurrir para cambiar la dirección IP es llamar a nuestro operador o proveedor de Internet. Ellos pueden hacer esto, sobre todo en el caso de que los anteriores métodos no hayan funcionado o si tenemos una IP fija, ellos podrían cambiarla a una dinámica, que va a poder cambiar entonces en todo momento. Es un método muy simple y que normalmente no nos costará dinero.

Si eres una empresa, que suelen ser las que tienen una IP fija, es posible que tengas que realizar algún trámite para que ellos te cambien a una dirección IP pública dinámica, que es la que se va a poder cambiar en todo momento. Pero no suele ser algo complejo o que vaya a tardar demasiado.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.